¿A Qué Edad Se Recomienda Llevar A Los Niños Al Dentista?

Si tienes niños pequeños, seguro que te habrás preguntado más de una vez cuándo deberías llevarlos al dentista para su primera revisión. Esta cuestión es muy frecuente entre los padres y, por eso, queremos ayudarte a aclarar todas tus dudas. En este artículo te contamos en qué momento deberías empezar a llevar a tu hijo o hija al dentista, para evitar problemas posteriores.

La primera visita del niño al dentista es de gran importancia ya que el odontólogo podrá comprobar la existencia de caries del biberón ─tipo de caries que afecta a los bebés que aún están en periodo de lactancia e incluso a niños de hasta 4 años─ y si existe algún problema o malposición dental.

LA PRIMERA VISITA AL DENTISTA

Hace tan solo unos años, los pediatras y dentistas recomendaban realizar la primera revisión dental cuando el niño tuviese la dentadura de leche al completo. Esto se produce alrededor de los 3 años de edad. Sin embargo, la cada vez mayor presencia de caries en niños de temprana edad, incluso en menores de 3 años, ha forzado a los profesionales de la salud a cambiar esta recomendación.

Actualmente, la recomendación de los profesionales es que la primera visita de los niños al dentista sea al cumplir su primer año de edad, y luego se vayan haciendo revisiones anuales. De esta manera, se pueden empezar con medidas preventivas relacionadas con la limpieza bucal, alimentación y hábitos del niño.

Esto no quita que, aún antes de su primera visita al dentista, ya debemos iniciar la limpieza de su boca antes de que le salgan sus primeros dientes. Esta se realiza con una gasa húmeda que pasaremos por sus encías y lengua después de cada toma para evitar que queden restos de azúcares que favorecen la aparición de caries.

VENTAJAS DE LLEVAR A LOS NIÑOS AL DENTISTA DESDE TEMPRANA EDAD

EVITARÁS LA APARICIÓN DE OTROS PROBLEMAS

Puedes llegar a pensar que, como los dientes de los niños son de leche y, por lo tanto, provisionales, no hay que cuidarlos. Sin embargo esto se aleja bastante de la realidad ya que la presencia de caries puede acarrear otros muchos problemas más graves.

En primer lugar, si el niño pierde alguna pieza dental de leche por caries antes de la edad en la que debe caerse por sí sola, podrá tener problemas cuando le vayan a salir los dientes definitivos. Esto se produce porque al perder el diente, quedará un hueco que irá cerrándose por lo que la pieza definitiva que viene debajo no podrá encontrar sitio suficiente y tendrá que salir torcida o, en el peor caso, quedar retenida.

Por otro lado, las piezas de leche cumplen una serie de funciones que se pueden ver afectadas si no se mantienen sanas en la boca, como puede ser la masticación de los alimentos o la pronunciación de determinados fonemas. Además los dientes de leche también tienen una importancia estética en la sonrisa del niño por lo que, su falta, repercutirá en mayor o menor medida a su autoestima.

FACILITARÁS SU TRATAMIENTO DE ORTODONCIA

No es habitual encontrarnos con personas que presenten de manera natural unos dientes perfectamente alineados y sin problemas funcionales. Por ello, hay un elevado porcentaje de la población que, antes o después, acabarán sometiéndose a un tratamiento de ortodoncia.

Según la Asociación Española de Especialistas en Ortodoncia, es recomendable llevar a los niños a un ortodoncista a la edad de 7 años, momento en el que aparecen los primeros molares. De esta manera se puede saber si el desarrollo de la dentadura del niño es correcta y detectar de manera precoz posibles problemas de malposición.

La infancia es la edad ideal para realizar este tipo de tratamiento ya que, en esta etapa de crecimiento, los huesos son todavía muy moldeables y los dientes se mueven con facilidad. Por lo que el proceso será más rápido y sencillo que en edades más avanzadas.

LE AYUDARÁS A PERDER EL MIEDO

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), existe un 15% de personas que sufre odontofobia, es decir, miedo a acudir al dentista. Este miedo se agrava bastante en el caso de los niños, y sobre todo, en su primera visita al dentista.

La odontofobia en sí no es una enfermedad, pero sí puede favorecer la aparición de otras ya que las personas que lo sufren van a evitar acudir al dentista. Por lo que problemas de fácil solución, acabarán complicándose por no tratarlos a tiempo.

Llevar a nuestro hijo al dentista desde una edad temprana, lo ayudará a familiarizarse con el entorno y a relacionarse con el odontólogo. Además, si lo habituamos a visitas regulares, y no solo cuando existe algún problema, aprenderá que ir al dentista es una actividad necesaria y no la asociará con algo malo ni doloroso.

Como has podido comprobar, son múltiples los problemas que evitaras si llevas a tu hijo al dentista desde muy pequeño, y cumple con sus revisiones anuales. Contacta con nosotros y asegúrate de la correcta salud bucal de los más pequeños de la casa.

0 comments on “¿A Qué Edad Se Recomienda Llevar A Los Niños Al Dentista?

Deja un comentario