Cómo la salud de tu boca puede afectar a tu salud general

Cómo la salud de tu boca puede afectar a tu salud general

Muchas personas piensan que los problemas de salud de la boca se localizan únicamente en ella, sin que el resto del cuerpo se vea afectado por los mismos. Nada más lejos de la realidad, la aparición de patologías bucodentales puede acarrear trastornos, algunos de ellos serios, en la salud general del paciente. En este artículo hablaremos de las posibles consecuencias para nuestro bienestar que puede tener una mala salud bucal.

Podemos considerar que salud bucodental y salud general mantienen una relación de doble sentido. Es decir, una patología en nuestra boca puede derivar en un problema de salud más generalizado, o bien, una enfermedad que afecte a otra parte de nuestro organismo puede verse reflejada en un problema bucal.

Las enfermedades de la boca afectan a unas 3.9 billones de personas en todo el mundo, siendo las más comunes la caries y la enfermedad periodontal. Muchas de ellas están estrechamente relacionadas con malos hábitos de vida, como el tabaquismo, el consumo de alcohol, una escasa higiene bucal o situación de pobreza de la que deriva una alimentación escasa o inapropiada.

Según The Academy of General Dentistry, sobre el 90% de las enfermedades sistémicas muestran síntomas orales. Se ha demostrado que existe relación entre las enfermedades bucodentales y trastornos como diabetes, enfermedades cardiovasculares, respiratorias y cáncer gastrointestinal y pancreático.

Relación entre salud bucodental y diversas enfermedades

A continuación, pasamos a describir cuál es la relación entre la salud de nuestra boca y dientes con la del resto de nuestro cuerpo.

Diabetes

Quizás el caso de la diabetes este sea el ejemplo más claro de la relación entre la salud bucodental y la salud general.

Los pacientes que sufren enfermedad periodontal suelen mostrar una mayor dificultad para controlar los niveles de azúcar en sangre. Todo ello debido a la dificultad del organismo para producir insulina, la hormona encargada de metabolizar el azúcar.

A su vez, una alta concentración de glucosa en el torrente sanguíneo favorece las condiciones para el desarrollo de infecciones, incluidas las que afectan a la boca.

Enfermedades cardíacas

Se presenta con mucha frecuencia el hecho de que personas con dolencias cardíacas también padecen enfermedad de las encías. Aunque no ha llegado a demostrarse qué tipo de mecanismo está implicado en esta relación, se trata de un dato que conviene tener en cuenta.

Según algunos investigadores, esto podría explicarse entendiendo que la inflamación de las encías provoca, además, inflamación en los vasos sanguíneos, con la consecuente subida de la tensión arterial y una mayor probabilidad de que se desprendan placas de grasa de sus paredes, provocando así un infarto o un ictus.

También cabe destacar que estas dos patologías comparten varios factores de riesgo, como una mala alimentación, el tabaquismo y el sobrepeso.

Embarazo

Los fuertes cambios en los niveles de hormonas que sufren las mujeres durante el período de gestación pueden originar la aparición de enfermedades en las encías. Por ello se recomienda visitar al dentista para una revisión si se está embarazada o se planea estarlo.

Además, algunas investigaciones están estudiando la posible relación entre patologías periodontales en el bebé y partos prematuros. Esto se debe a que se cree que las infecciones e inflamaciones pueden afectar al desarrollo del feto.

Osteoporosis

Según estudios, las mujeres que presentan osteoporosis tienen más probabilidades de sufrir gingivitis o periodontitis. Esto podría deberse a que la inflamación de las encías podría debilitar el tejido óseo de otras zonas del cuerpo.

Sin embargo, esta teoría no está exenta de polémica, ya que otros expertos señalan que mientras la osteoporosis ataca principalmente a huesos de piernas y brazos, la enfermedad periodontal lo hace a la mandíbula. Además, añaden el hecho de que la enfermedad de las encías afecta más a los hombres que a las mujeres.

Otras

Las patologías orales se ven reflejadas también en problemas de salud como la artritis reumatoide, donde se ha comprobado que el tratamiento de la periodontitis ha reducido el dolor provocado por esta.

La enfermedad periodontal puede agravar dolencias respiratorias como la neumonía, ya que se ve incrementada la población de bacterias en los pulmones.

La obesidad también supone una enfermedad que puede influir en la aparición de problemas en las encías. Varios estudios demuestran que los problemas de salud bucodentales se desarrollan a una mayor velocidad en pacientes con sobrepeso.

Salud general

Existen numerosas evidencias que relacionan la salud de nuestra boca con la salud de otras zonas de nuestro cuerpo. Esto en gran medida se debe a que las bacterias que forman parte de la placa que se acumula en forma de sarro pueden terminar en el torrente sanguíneo, afectando a varios órganos y regiones anatómicas. Aunque también pueden aparecer otros motivos, como los hormonales.

Algunas de estas conexiones han sido ampliamente demostradas, aunque algunas otras se encuentran aún en fase de investigación, dando lugar a un debate científico de gran interés.

Para cuidar la salud de nuestra boca y la salud general de nuestro cuerpo es recomendable mantener unos buenos hábitos de higiene dental, como un cepillado adecuado o visitar regularmente al dentista. Pero, además de cuidar la boca, también debemos adquirir costumbres sanas en general, como no fumar, evitar el consumo de alcohol o tener un peso adecuado.

0 comments on “Cómo la salud de tu boca puede afectar a tu salud general

Deja un comentario