¿En qué casos es necesario matar el nervio de un diente?

matar nervio diente

La realización de una endodoncia, o lo que se conoce popularmente como matar el nervio de un diente, es un procedimiento habitual en odontología. Aunque normalmente produce aprensión por parte del paciente, es una práctica que desemboca en la salud y bienestar del mismo y que, además, resulta mínimamente molesta. En este artículo describimos en qué consiste una endodoncia y en qué situaciones se recomienda llevarla a cabo.

Nuestra salud bucodental puede verse afectada por múltiples situaciones que derivan en un empeoramiento de la misma. Algunas de ellas requieren de un tratamiento más en profundidad de la pieza dental, siendo la más destacada la endodoncia, también denominada por muchos como matar el nervio del diente.

Para hacernos una idea clara de en qué consiste una endodoncia, primero realizaremos una aproximación a cómo está compuesta una pieza dental internamente, para después pasar a analizar en qué situaciones es necesario realizarla y concluir describiendo los pasos a seguir para ejecutarla de manera adecuada.

Estructura de un diente

Para ponernos en situación, primero haremos un breve repaso de cómo está constituida una pieza dental, su estructura y composición. Comenzaremos por la capa más externa e iremos profundizando.

  • Esmalte: es la parte más superficial del diente. Está constituido por un mineral llamado hidroxiapatita y es el material más duro del cuerpo humano.
  • Dentina: se encuentra bajo el esmalte y ocupa la mayor parte del volumen de la pieza dental. Se compone principalmente por colágeno y colágeno está atravesada por microtúbulos que van desde la pulpa al esmalte.
  • Pulpa: es la región central del diente. En su interior se hallan terminaciones nerviosas, vasos sanguíneos y otros tejidos.

En qué casos se debe matar el nervio de un diente

Existen varios motivos que aconsejan realizar una endodoncia. Las más habituales son las siguientes:

  • Caries muy profundas: se da en el caso de que las bacterias que dan lugar a la caries penetran hasta la pulpa del diente. Bajo esta situación ni nuestro sistema inmune ni un tratamiento antibiótico son capaces de eliminar el problema.
  • Hipersensibilidad dental: esta molestia puede deberse a diversas causas, desde la caries comentada anteriormente, hasta una pérdida del esmalte como consecuencia de un golpe o por afecciones como el bruxismo.
  • Pulpitis: la inflamación de la pulpa dental tiene su origen en una infección bacteriana, caries o fracturas. Si no se trata puede derivar en necrosis de la misma.
  • Necrosis de la pulpa dental: puede aparecer por la acción de bacterias o por la reducción o desaparición del riego sanguíneo de la pulpa (necrosis aséptica).
  • En el caso de que haya surgido un fallo tras la primera endodoncia: en ocasiones es necesario volver a tratar un diente sobre el que se ha realizado previamente una endodoncia, este procedimiento es conocido como re-endodoncia.
  • Colocación de coronas dentales o puentes: para colocar algunos implantes dentales es necesario tallar algunos dientes de forma que estos se ajusten lo más perfectamente posible a los mismos. Este tallado puede ser de tal profundidad que afecte a la pulpa dental.

Cómo se mata el nervio de un diente

Una vez que hemos estudiado cuáles son los principales motivos que llevan a matar el nervio de un diente, pasamos a describir brevemente cuál es el procedimiento a seguir para la realización de una endodoncia.

  1. El primer paso será realizar un diagnóstico correcto de la situación. Para ello suelen realizarse todas las radiografías del diente que se estimen oportunas.
  2. En el caso de que se presente una caries, habrá que eliminar la misma y limpiar la zona afectada para que no queden restos de placa bacteriana.
  3. Seguidamente se accede a la pulpa dental para su extracción.
  4. Se limpia el hueco dejado por la pulpa y se le aplica una medicación adecuada que evite que vuelvan a aparecer bacterias.
  5. El siguiente paso consiste en sellar la zona rellenándola con el material más adecuado.
  6. Finalmente, si el diente ha resultado muy dañado por todo el procedimiento, se procederá a su reconstrucción con composite o un material semejante.
matar nervio diente radiografía 3d
Radiografía 3D

Matar el nervio de un diente no debe suponer dolor o molestia para el paciente, puesto que se realiza bajo el efecto de la anestesia local. Tampoco deben aparecer grandes incomodidades tras la intervención, puesto que se ha eliminado la terminación nerviosa de la pieza dental. Sí es cierto que es probable que surjan ligeras molestias durante, aproximadamente, los dos días posteriores a la intervención. Ello se debe a la inflamación del ligamento periodontal, puesto que no hay pulpa en el diente.

La endodoncia es un procedimiento relativamente sencillo e indoloro que puede ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas, ya que supone la eliminación de molestias que impiden el desarrollo de actividades cotidianas. Por ello, si crees que estás sufriendo algunos de los síntomas descritos en este artículo, te recomendamos que acudas a tu clínica dental para una revisión profesional.

0 comments on “¿En qué casos es necesario matar el nervio de un diente?

Deja un comentario