¿En qué consiste la ortodoncia invisible?

ortodoncia invisible

Contar con una buena presencia y sentirse bien con lo que el espejo refleja es algo muy importante para la autoestima de la persona. Uno de los elementos más llamativos de nuestra apariencia es precisamente nuestra sonrisa. Si tienes cualquier tipo de imperfección en tus dientes, es probable que te sientas cohibido a la hora de sonreír. Hoy te vamos a hablar de la ortodoncia invisible, un método mucho más cómodo, eficaz y discreto con el que conseguir una sonrisa perfecta.

¿Y si te dijéramos que ya es posible corregir tu sonrisa sin necesidad de los aparatosos brackets? Hablamos de la ortodoncia invisible, un tratamiento cada vez más demandado ya que se trata de una modalidad de ortodoncia bastante estética que, como bien indica su nombre, no es tan visible como la convencional.

Este tipo de ortodoncia se basa en la fabricación de unas férulas dentales o aligners transparentes y removibles, hechos a medida, de modo que colocado sobre la dentadura del paciente, hará presión y moverá de forma gradual los dientes hasta conseguir el resultado esperado.

Si decides someterte a este tratamiento, deberás acudir a tu dentista cada 4/6 semanas para una revisión rutinaria. Además, se deberá cambiar la férula por una nueva cada  cada 2 semanas aproximadamente, en función de cómo vayan respondiendo tus dientes.

Ventajas de la ortodoncia invisible en comparación con la tradicional

Son múltiples las diferencias que podemos encontrar entre ambos tipos de ortodoncias y, sin duda, muchas las ventajas que la ortodoncia invisible te puede aportar.

Conseguir una mejor estética

Siendo sinceros, la mayoría de la gente no se siente cómoda al llevar los brackets tradicionales, ya que esta ortodoncia metálica no es precisamente estética. La ortodoncia invisible intenta solucionar este problema, ya que al ser prácticamente invisible, no se notará.

ortodoncia invisible

Nadie se dará cuenta de que te estás sometiendo a un tratamiento de ortodoncia, y tú, te verás como siempre siempre mientras tus dientes se van alineando día a día.

Mayor comodidad

Un aspecto bastante negativo de la ortodoncia tradicional es la incomodidad que causa a la persona que la lleva. Al fin y al cabo, son alambres metálico que, a menudo, te puede ocasionar heridas y llagas dentro de la boca, lo que puede resultar bastante molesto.

Con la ortodoncia invisible esto no ocurre ya que, al estar hechos de un material suave, no dañará nuestra boca y se evitará la aparición de heridas. Además, al estar hecha a medida para la boca de cada paciente, le brindará la mayor comodidad.

ortodoncia invisible

Otro punto muy ventajoso para la ortodoncia invisible es que es removible, es decir, podrás quitarla y ponerla cuando quieras. Esto te permitirá beber y comer con total normalidad, simplemente deberás quitarte la férula durante las comidas, y volver a ponertela después.

Hay que tener cuidado con este aspecto, pues aunque poder quitartela cuando quieras es muy cómodo, debes intentar no exceder demasiado el tiempo que pasas sin ella porque podría hacer que la duración del tratamiento aumente.

Limpieza

Uno de los mayores problemas a la hora de llevar ortodoncia es mantener la higiene bucal. La ortodoncia tradicional hace que el proceso de limpieza diaria se complique ya que los brackets impiden poder limpiar bien toda la superficie de los dientes, por lo que tendrás que recurrir a otro tipo de instrumento como cepillos especiales para ortodoncia.

La ortodoncia invisible, al ser removible, elimina completamente este problema. Solo tendrás que quitarla para poder cepillarte los dientes y usar hilo dental con total normalidad.

Duración y proceso del tratamiento

Por último, es muy importante destacar la duración del tratamiento. Predecir cuánto deberás llevar la ortodoncia tradicional es muy difícil, por lo que es algo que se deberá ir viendo a lo largo del tratamiento.

Con la ortodoncia invisible, podremos conocer desde el principio cuánto tiempo va a durar el tratamiento. Además, tendrás la posibilidad de acordar con tu dentista el plan de tratamiento a tu gusto para conocer desde un principio los resultados que obtendrás.

De media, la duración de la ortodoncia invisible suele ser entre los 6 y los 18 meses, mientras que la ortodoncia tradicional puede durar varios años, todo dependiendo también del caso concreto que se esté tratando.

Esperamos haberte dejado claro las diferencias entre la ortodoncia tradicional y la invisible. Elijas la que elijas, te quedará una bonita sonrisa. Si tienes más dudas sobre este tratamiento o quieres que estudiemos tu caso, no dudes en pedirnos más información. ¡Hasta el próximo!

0 comments on “¿En qué consiste la ortodoncia invisible?

Deja un comentario